Lunes, 01 de diciembre de 2014

En las residencias no se para. Entre las actividades que las profesionales organizan hay algunas que favorecen el intercambio intergeneracional. 

Así, es pasado verano, gracias a la labor coordinada de la Educadora Social responsable de la Escuela de verano de Huevar y la directora del centro Cardenal Bueno Monreal se organizaron actividades conjuntas donde niños y los residentes pudieron disfrutar, promoviendo de este modo ese intercambio intergeneracional. 

La educadora social y monitores de la escuela de verano junto con el fisioterapeuta y la terapeuta ocupacional del centro, organizaron en este sentido, diversas actividades que se realizaron a lo largo de tres días: realizaron una tabla de gimnasia con ejercicios compartidos, jugaron al bingo y compartieron una gymkana.

La experiencia fue muy satisfactoria para todos. Los residentes participaron de forma activa y disfrutaron mucho.

Igualmente se organizó una salida a la piscina municipal, donde además de disfrutar de un rato donde pudieron explayarse, se tomó un refresco y quien quiso hasta se pudo dar un baño, eso sí siempre acompañado de un profesional del centro.

 

 

 


Tags: rcbm

Comentarios